Sugiere la Secretaría de Salud limitar el uso de videojuegos entre niños y jóvenes

SALUD 15 de agosto de 2020 Por Redacción VJ
El exceso en el uso de estas tecnologías durante la pandemia puede provocar daños emocionales como irritabilidad, ansiedad, pérdida progresiva del control, descuido de actividades familiares y de higiene.
videojuegos

Durante esta pandemia de COVID-19 los jóvenes y niños tienen riesgos de adicción al internet y a los videojuegos, los cuales propician daños emocionales y de socialización que se van agravando, por lo que la Secretaria de Salud estatal aconseja a los padres de familia procurar la restricción del uso de estas tecnologías y supervisar las conductas de los menores de edad.

Una de las líneas de acción en esta contingencia epidemiológica es la prevención de enfermedades mentales, por lo anterior se informa que las señales de alarma de este trastorno son irritabilidad, ansiedad, pérdida progresiva del control, descuido de actividades familiares, académicas y de higiene.

 Se detalla que, al permanecer tiempos prolongados en videojuegos e internet existe posibilidad de privación del sueño, malos hábitos alimenticios y falta de socialización.

 La dependencia que encabeza el Doctor Gabriel O’Shea Cuevas, refiere que esta adicción perjudica principalmente a personas menores de 20 años que al no avanzar las etapas o retos, les provoca angustia severa y baja autoestima.

 El uso excesivo de consolas, tabletas o teléfonos móviles para jugar, conlleva pérdida de atención, negación de la adicción, aislamiento, euforia, activación anómala, problemas de alimentación al tener deficiencia en actividades físicas, pérdida del sentido de la realidad y comportamiento agresivo, pues generalmente estas actividades son de tipo bélico.

 A fin de evitar y reducir estas complicaciones se aconseja disminuir gradualmente el uso de estos dispositivos y a los padres de familia, establecer horarios, condiciones y frecuencia con las que sus hijos pueden ocupar estas tecnologías.

 Se advierte que el tratamiento a esta adicción requiere reconocer que es una enfermedad y acudir con un psicólogo o psiquiatra para identificar el nivel de afectación y tratamiento.

Te puede interesar