AMLO celebra inicio del Nuevo Modelo Laboral

SOCIEDAD 18 de noviembre de 2020 Por Alex Sanciprián
Es un cambio estructural que pone en práctica la democracia y la justicia, afirma
F320B733-3367-43EF-BE25-0BD93BD2E029

El presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó la presentación de 
la primera etapa del Nuevo Modelo Laboral, caracterizado por la 
conciliación entre trabajadores y empleadores para solucionar sus 
diferencias, sin ir a juicio, con el apoyo de mediadores 
profesionales, en un ambiente confidencial y seguro que privilegie el 
diálogo y la búsqueda de equilibrios.

“Este acto significa poner en práctica la reforma laboral que se 
aprobó el año pasado. Suele pasar, suceder, que se hacen 
modificaciones en la Constitución, en las leyes, pero esos principios, 
esas normas no se aplican, no se llevan a la práctica. Por eso es 
importante este acto porque ya se inicia el procedimiento”, explicó.

7A603794-FC9F-4CE5-8062-123FEAE7DC3F

En el Patio Central del Palacio Nacional el mandatario indicó que hoy 
se hace realidad la justicia laboral con procedimientos democráticos y 
con base en la justicia social, “buscando, como lo establece la 
Constitución, el acuerdo, el diálogo entre las partes; el que haya 
este periodo de conciliación entre los trabajadores y los empresarios, 
los empleadores”.

Informó que, en caso de no alcanzar el acuerdo en 45 días, las partes 
podrán acudir a tribunales del Poder Judicial, en los que se resolverá 
la controversia a través de un juicio oral en presencia de un juez con 
procedimientos cortos, eficientes y modernos.

“Esto es un cambio también profundo, estructural, porque la justicia 
laboral va a depender del Poder Judicial, ya no es solo la 
participación del sector obrero, del sector empresarial y del 
Ejecutivo, que a veces era el poder de los poderes. Ahora es un 
tribunal independiente del Poder Judicial; esto fortalece la división, 
el equilibrio entre los poderes”, enfatizó.

FE8FE4AC-F668-4CCF-A077-5A27D1377FCA

A partir de este día, el Centro Federal de Conciliación y Registro 
Laboral, los Centros Estatales de Conciliación y los Tribunales 
Laborales federales y locales inician sus operaciones. Los Centros de 
Conciliación comenzarán a recibir asuntos en materia individual y 
colectiva.

Las Juntas de Conciliación y Arbitraje cerrarán sus puertas en los 
estados de la primera etapa y se dedicarán a concluir los asuntos 
pendientes.

El jefe del Ejecutivo precisó que la reforma favorecerá la democracia 
laboral: que los trabajadores elijan libremente a sus representantes y 
aprueben sus condiciones de trabajo a través del voto personal, libre, 
directo y secreto, sin imposiciones.

Esta reforma, dijo, además de coincidir con los ideales de 
transformación del gobierno que encabeza, responde a la petición que 
hicieron Canadá y Estados Unidos durante la firma del Tratado de Libre 
Comercio (T-MEC) para que México consolide una verdadera justicia 
laboral.

El presidente agradeció a los integrantes del Poder Legislativo que 
posibilitaron en la reforma laboral; a los servidores públicos y 
jueces, que participarán en la aplicación del marco legal, así como a 
los dirigentes obreros y empresarios con los que se logró el consenso.

Precisó que Campeche, Chiapas, Durango, Estado de México, San Luis 
Potosí, Tabasco, Zacatecas e Hidalgo formarán parte de la primera 
etapa de implementación del Nuevo Modelo Laboral.

“Poco a poco vamos a cubrir todo el país. Se va a aplicar la reforma 
en todo México y vamos a dejar las bases para una relación nueva en 
esta materia de justicia laboral. Es todo un acontecimiento el que se 
esté llevando a la práctica esta reforma”, apuntó.

De acuerdo con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), a 
través del Nuevo Modelo Laboral las y los trabajadores recuperarán la 
libertad de decidir y participarán en la negociación de sus contratos 
colectivos.

Se termina con la votación a mano alzada a través de delegados y se 
rescata la negociación colectiva como el corazón de las relaciones 
laborales; se eliminan los contratos de protección firmados sin su 
consentimiento y se protege la libertad de cada trabajador para 
decidir si pertenece o no a un sindicato, o de constituir uno nuevo.

Se termina con la extorsión de falsos líderes y con los llamados 
sindicatos blancos donde ningún trabajador conoce a sus representantes.

La secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde 
Luján, sostuvo que “estos cambios consolidan la visión del proyecto 
de nación de garantizar la democracia en todos sus ámbitos. Muestra el 
compromiso firme y asumido frente a nuestros socios comerciales, 
Estados Unidos y Canadá, plasmados en el T-MEC, y da respuesta a una 
deuda histórica”.

“En México queremos construir un mercado laboral que garantice el 
respeto de los derechos individuales y colectivos y estimule el 
diálogo social y productivo como la vía idónea para alcanzar 
equilibrios porque sabemos que esto generará mayor certidumbre y 
estabilidad en las empresas y también va a traer más pero sobre todo 
mejores inversiones, generando a su vez empleos de mayor calidad, 
mejores salarios y mejores prestaciones”, agregó.

Asistieron al evento la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez 
Cordero; el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, 
Arturo Zaldívar Lelo de Larrea; el presidente de la Mesa Directiva de 
la Cámara de Senadores, Óscar Eduardo Ramírez Aguilar; los 
gobernadores de San Luis Potosí, Juan Manuel Carreras López; de 
Campeche, Carlos Miguel Aysa González; de Durango, José Rosas 
Aispuro Torres; del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza y de 
Zacatecas, Alejandro Tello Cristerna, e integrantes del Gabinete Legal 
y Ampliado.

Te puede interesar