Todas somos una

Hoy escribo desde un Espacio, un sitio seguro donde el dolor es dividirlo y compartir una alegría es multiplicarla.

ACTUALIDAD 07/03/2024 Carolina Flores/Espacio Zen 13:20
facebook_1709860134225_7171673200423298042

Rodéate de personas que te inspiren, que te apoye y que te impulsen a superarte…

Justamente eso he intentado hacer, rodearme de personas que me inspiren, como contexto me encuentro en un lugar de ventanas grandes,  muchas plantas, un lugar fresco, sentada en un cómodo sillón, de fondo una clase de metafísica y la mejor música del mundo, el caer del agua de una fuente, un lugar que ha visto pasar un sinfín de mujeres, mujeres que me han inspirado, que han sido mi fortaleza, que me he reflejado en ellas pero también me he dolido y he sentido su amor y su contención, comprobando que todas somos una.

Todas somos una… todas nos dolemos, nos apapachamos, nos escuchamos, sonreímos, lloramos, y contamos historias, experiencias, todas somos fuertes,  valientes,  vulnerables, somos punta de lanza.

Hoy quiero honrar a cada una, conociendo sus historias, sabiendo que solo soy un medio para brindarles un rayito de esperanza, un abrazo, una palabra o tan solo escucharlas, muchas veces, no son necesarias las palabras, con una mirada y un sorbito de té, podemos hacer esa conexión de amor y contención.

Hoy agradezco el lugar desde donde escribo, desde donde puedo ser vulnerable y permitirme conocer a cada mujer que entra, sin títulos, sin cargos, sin estatus social, simplemente con una necesidad  de sanación, de encuentro con ella y muy en el fondo ese amor propio predomina para encontrar la plenitud y la libertad. 

Escribo desde un lugar, un espacio, que me ha dado permiso para conocer historias de mujeres que me han llenado de lagrimas los ojos, que llena mi corazón de coraje, impotencia y rabia, he escuchado las experiencias mas aterradoras y dolorosas que han pasado por sus vidas, sin embargo ver la pureza en sus ojos, una ligera sonrisa y un gracias me hace tener la certeza de que me encuentro en el sitio correcto, rodeada de mujeres medicina y  que unas veces estamos siendo contenidas pero muchas otras veces estamos siendo esos brazos que consuelan, ese  espiral donde todas nos movemos en un mismo sentir, en empatía, ganando la batalla y siendo de aliento para un corazón dolido.

Bienvenidas todas, así como somos, ni más ni menos.

Últimas publicaciones
Te puede interesar
Lo más visto