Chapingueros aportan saberes y trabajo en la Mixteca Alta

EDUCACIÓN 24 de junio de 2020 Por Alex Sanciprián
IMG-20200624-WA0013

Karina Yaredi García Hernández, Ingeniera en Restauración Forestal de la Universidad Autónoma Chapingo, es descendiente de San Miguel Tulancingo, Oaxaca. Sabe del reto que significa crecer en la adversidad, desde niña, pues sus padres migraron de Tulancingo buscando mejores oportunidades de trabajo y estudio para la familia que formarían.

Ha batallado para lograr sus objetivos como estudiante, y en la actualidad activa el sentido social de su profesión en esta comunidad enclavada en la llamada Mixteca alta oaxaqueña, donde los índices de marginalidad a nivel nacional son notorios.

Como egresada de Chapingo está en la dinámica de devolver parte de lo que ha aprendido para beneficio de sus paisanos. 

Es decir, aunque ella no ha vivido en la comunidad, decidió formarse como profesional en él área de la agronomía, específicamente en los aspectos de las ciencias forestales, dedica sus empeños a rescatar el campo y el conocimiento tradicional en la tierra donde están sus raíces, a contribuir a la productividad de lo que ahí se produce.

Y lo hace en colaboración de expertos como el doctor Raúl Nieto Ángel, también orgullosamente mixteco de San Miguel.

Karina García refiere: “somos cincuenta originarios o descendientes del pequeño municipio de San Miguel Tulancingo, Oaxaca que hemos egresado de la Universidad Autónoma Chapingo. Es una cifra importante al considerar que actualmente viven ahí alrededor de 350 personas. Algunos han regresado a ejercer su profesión dentro de la comunidad. Otros no han regresado a vivir pero sí a contribuir con gestión y asesoría de proyectos productivos, obras de conservación de suelo y agua, por ejemplo.

“Algunos más aplican sus conocimientos en diversos lugares e instituciones, lo cual también es muy importante porque al final todos estamos poniendo nuestro granito de arena para el desarrollo del campo mexicano”, puntualiza.

Te puede interesar