Pedro Vizuet busca rescatar el valor de la escritura y lectura

CULTURA 09 de julio de 2020 Por Alex Sanciprián
received_883056472199336

Se deja ver el asombro y el misterio de la vida desde la recóndita languidez de esa sombra que siempre persigue a todos: la muerte.

Primero a partir de los estados alterados y después durante los detalles que acontecen en el medio de esa desmesura que se acumula al paso del tiempo, la ebriedad y sus efectos está presente, se entromete, en el océano de historias que a menudo acompañan la solitaria travesía, la fraterna convivencia donde salen a cuento, literalmente, infinidad de relatos vinculados a la muerte y sus abismos varios.

En “Cuando anda ebria la muerte”, título de un cuento de José Pedro Vizuet López, es posible detectar esa desmesura que se genera en el heredado rumor de una historia -repetida en diversas versiones- en la cual los dobleces de la muerte se manifiestan en la íntima certeza para luego dispersarse en el imaginario colectivo.

En el terreno de la normalidad nadie quiere a la muerte. Se le cita o alude en el insulto y hasta en la inútil venganza.

A veces brinca y brinda con apacible estampa cuando ceremoniosa aparece en la confidencia o en el remolino de anécdotas ambulatorias. Muchos hacen que ni la ven ni la escuchan. Pocos la transfiguran en el texto y la convierten en recreación literaria compartible.

Eso hace y elabora Pedro Vizuet para rescatar, de varias maneras, el valor de la escritura y la lectura. Como un recordatorio de que la huesuda está cerca, a la vera del camino, en especial cofradía con la vida misma.

“Cuando anda ebria la muerte” es un festín de voces y ausencias que se entrecruzan en el tiempo, cuando les toca ligarse a la desmesurada muerte, a la inaplazable convocatoria de traspasar la real realidad e instalarse en una dimensión de circulares momentos, cerca del centro sin orilla. 

Ahí se vinculan leyendas, religiosidades y filosofía. Los temas de tradición humanística.

Aquí se ofrece la manera de acompañar este cuento de Pedro Vizuet.

Anda ebria la muerte

Te puede interesar