Fito Haro presenta su álbum Esencia, en Texcoco

CULTURA 12 de agosto de 2022 Por René Aguilar Díaz
La presentación del nuevo CD de Fito Haro, se llevará a cabo en la Sala Elisa Carrillo del CCMB, este viernes siete de agosto, a las siete de la noche.
91786452-22C9-4608-B706-4CFCB8196401

De Jáltipan a Texcoco, pasando por Mérida.Veracruz, Estado de México, Yucatán de alguna manera están conectados cuando canta Fito Haro. Es que la cadencia, el ritmo y la cadencia (veracruzana), la inspiración la poesía (yucatecas) y el talento (texcocano) hacen una simbiosis por demás enriquecedora.


Fito Haro presentará en Texcoco su álbum “Esencia”. La cita es este viernes 12 de agosto a las siete de la noche en el Centro Cultural Mexiquense Bicentenario (CCMB).


Originario de Jáltipan, Veracruz, el cantautor emigró a Yucatán, a la blanca Mérida, cuna de los mejores trovadores mexicanos, y se ha topado en el camino con músicos texcocanos, jóvenes y talentosos como Ximena Huerta, percusionista; Hugo Díaz, guitarrista espléndido, y ahora, en el concierto de este viernes, se les une la pianista Natalia Martínez Flores. La dotación de talento la complementan Abraham Calderón en el bajo eléctrico, y otros músicos invitados.


Fito empezó su formación musical bajo la influencia de su papá: recuerda con cariño la camioneta que tenía la familia, equipada con un reproductor de cartuchos de ocho tracks, donde su padre les hacía escuchar música de Andrés Segovia, de Gilberto Gil y otros más, lo que seguramente abonó en la sensibilidad del futuro compositor y cantante.


Con Fito conversamos brevemente sobre este CD, Esencia, que escucharemos en vivo la tarde-noche del viernes en la Sala de Conciertos Elisa Carrillo del CCMB, el cual le tomó dos años terminarlo como quería.


“La idea ya la tenía lo que pasa que conseguir recursos para la producción era el problema. En los proyectos, a menudo lo que falta es el presupuesto. Lo que sucedió es que con la pandemia se hizo una “apertura”: la apertura de los músicos, de los estudios, que proponían que tú grabaras con un costo bajo; los músicos empezaron a no tener modo de conseguir ingresos, etcétera. Entonces invitamos a la gente a participar en el proyecto que ya estaba bien formado, pero también lo hicimos formal, no sólo con músicos sino con empresarios, con amigos y se empezó a formar, como se dice por ahí, “la vaquita”. De repente nos dimos que habíamos librado la parte importante, lo más caro, que es el estudio de grabación.


“En ese momento había mucha carencia de espacios para trabajar, entonces se dio una situación de apoyos mutuos.


“Antes tenías que estar en un estudio con todos los músicos; ahora es diferente. Tú puedes grabar en Los Ángeles y el otro en Francia… y músicos que saben cómo hacerlo…, y después juntar todo.


“Eso nos permitió invitar a grandes músicos con los que yo tenía ya alguna relación. Estábamos en ese proceso cuando fuimos a tocar a Motúl, un municipio cerca de Mérida, y ahí conocí a Nicho Hinojosa, y me invitó a un proyecto. ‘Mira yo tengo el dinero, pero no tengo las canciones —me dijo—, vamos a hacer un tema como videoclip’.


“Él acababa de grabar con Amaury Gutiérrez, de hacer un video. Grabamos el videoclip y eso fue la detonación porque vimos que se podía hacer el disco de la misma manera. Y empezó a funcionar. Invitamos a Agustín Bernal… Le platiqué la historia de la canción que le estaba yo ofreciendo para que se echara un solo del contrabajo. Él participa en la pieza que se llama “Tras la tormenta”…


“Igual fue con oros músicos pero el proceso tardó un buen. Todo se fue embonando, pero se alargaba el tiempo…


“Por otro lado, el reto era subirlo a las redes, digitalmente, o hacer el CD físico, que era lo que yo más quería, añoraba pues hacer el disco con su funda y un diseño padre y todo eso. Y nos decidimos. La gente me decía pero hoy ya el CD está casi obsoleto…”


Pero el CD está, finalmente, ya afuera, impreso, editado. Fito habla del título:


“Le pongo Esencia porque creo que tengo una identidad… las características que tiene Fito Haro como personaje, esas señales de las letras de mis canciones que no cambian; en la idea de que todas las vertientes que tienen como definición de Fito Haro convergen en las canciones, son como el vivo espejo de mi canto; es una propuesta de muchas canciones que vienen en diferentes estilos”.


El Centro Cultural Mexiquense Bicentenario se encuentra ubicado en el kilómetro 14. 3 de la carretera México-Texcoco, esquina con Manuel Gonzáles, a la entrada de la comunidad de Coatlinchán.

Te puede interesar