Azar y esperanza

received_235786281065981

Hay plazas desiertas que gritan.

Son ecos transferibles del gentío 
arropado en sus quiméricas camas.
Las crisálidas romperán sus nidos.


El pasado es presente encubridor.
La perpetuidad de momentos estelares 
se desdibuja por un guiño.
Alguien habla. Ofrece una normalidad mejor.


¿La afinidad secreta de las cosas
explica la suerte del impostor?
¿Dónde reposa el alma de las palabras?
Azar y esperanza son fruto del fuego.


Los sueños se han secado.
Los fines de semana son ahora productivos.
El amor brota en la mirada de los niños.
Los alientos huelen a nuez con caramelo.


El tiempo da vueltas en la esquina
de los deseos reciclados,
por las ramas secas del árbol de la vida.
El tiempo completa afanes y secretos.

Te puede interesar