Asunto: Rector, resuelva la Huelga

Luis Ortiz 26 de julio de 2020 Por Luis Ortiz Valdés
20200726_163847

Dr. José Solís Ramírez, Rector;
Base trabajadora del STUACh;
Comunidad Universitaria:

Me referiré a sus tesis sobre la huelga UACh – STUACh 2020, y señalaré las antítesis que contradicen su dicho, con el ánimo de superar esta situación.

 El diagnóstico

1: La interlocución necesaria. Dialogar sobre las vicisitudes de esta huelga debe ser para reconocer y superar errores, que los hay en ambas partes. El primer error es creer que es una huelga de los líderes, no es así. Esta huelga la votó el 85.8 % de los sindicalistas. Los que no sabían que es una huelga, ya la están aprendiendo en vivo y en tiempo real. Los líderes con los que le toca negociar son los más light, los huelguistas empedernidos y los compulsivos ya están jubilados.

2: La impedancia de la negociación. Debo decirle que la negociación ya la perdió, madúrela pronto; pero su derrota que no lo haga perder el derrotero. Si va a conciliar llame a conciliar y hágalo, si llama al ataque, hágalo; sin problema con ninguno de los dos; mezclarlos si genera incertidumbre.

3: La falta del patrón serio y confiable. El patrón no cumple ni con lo que firma. Ofreció jubilación digna y fue el sindicato quien la conseguió en tribunales, a través de su Señoría los Magistrados. Las peticiones sindicales están acotadas, ajustadas y correlacionadas con el Plan de Desarrollo Institucional 2009 -2025 de la UACh; por tal motivo no tiene que pedirle permiso, ni aprobación a nadie. Por tanto es de aplicación directa. Las huelgas se evitan cumpliento con dicho plan PDI 2009 – 2025.

4: La huelga: un conflicto clasista. Los trabajadores vivimos un ataque clasista, persistente y sistemático. Todo empezó con aquel famoso discurso de Aquiles Córdoba Morán, en el que calificó a los trabajadores administrativos de ignorantes, analfabetas, retrogradas que empujan para atrás la rueda de la historia. Los grupos del Consejo Universitario, simplemente le tomar estafeta a ese líder, y lo repiten hoy en día

5: Los dos enemigos del STUACh. Los trabajadores tenemos dos enemigos al interior de la UACh, que se expresan en el mismo cuerpo colegiado: los herederos de Córdoba Morán. El otro grupo es el apatronado, que odian a los trabajadores y lo expresan de distintas formas, incluso las más sutiles. Estos grupos acumulan epítetos que podrían llevar al delito que se tipifica en el A.149-Bis del CPF.

6: Acerca de su principal tesis: el daño patrimonial. En la ponderación de los bienes, su reclamo de los bienes patrimoniales queda muy atrás de los bienes jurídicos tutlelados que reclaman los huelguistas: el bien jurídico protegido como lo es la salud y la propia vida. Su derecho de reclamo queda a salvo, aún concluyendo la huelga. Sopese entre bienes patrimoniales y bienes jurídicamente protegidos

7: El daño del patrón al STUACh. Quizá nadie se lo ha explicado. El daño que el patrón le hace a la organización sindical. Veamos el tema:
Usted reclama $81.7 millones de pesos (25% de salarios caídos);
Ustede le debe $140,942,380.32, a la organización (STUACh), por las 348 plazas que usurpa en la titularidad del CCT; por cada año de su rectorado.

8: ¿La unidad o la autodestrucción? Debo decirle que ni el Rector de la UAM involucra a sus alumnos ni sus organos de gobierno; tampoco lo hace la UNAM con su comunidad estudiantil ni su Consejo Universitario. Allá son maduros y responden los que tienen esa facultad. En Chapingo somos y nos vemos barbáricos metiendo al conflicto a los alumnos y a los consejeros. Sus aliados involucrados deben saber que: La ley supera a cualquier comunidad antagónica.

9: El STUACh como aliado estratégico. El sindicato ya ha contribuido a la solución de déficit de la UACh, en 2010 lo referente a salario básico de cotización, poco más de $70 millones de pesos (ley del ISSSTE) En 2013 facilitó la regularización de $12.5 millones de pesos por déficit en capítulo 1000.

10: El saqueo a la UACh. Le pregunto, espero respuesta, ¿Cómo justifica la expedición de 24 nóminas extraordinarias en plena pandemia, con la universidad paralizada, cerrada por la presente huelga?; eso si es una sustracción de patrimonio por los funcionarios a la UACh.

11: Del embargo de las cuotas sindicales: no son su competencia. No puede ser que el tremendo juez, de la tremenda corte, decida un tremendo embargo de las cuotas sindicales, por más “financiero” que parezca. Caso para Ripley. No es posible que la UACh dependa de este patético personaje, que no funcionario. Cuidado con este Stuachicidio. Ya aparecieron los fascistoides que piden limpieza racial.

El pronóstico.

12: El respeto. El patrón lleva más de 30 años sin respetar a la organización ni su CCT.

Primera Propuesta. Respete la titularidad de las 2,791 plazas que ampara el CCT y que así lo reconoce la SHCP.
I.- Ofrézcale al sindicato un acuerdo que acote a un 3% a 5% de personal de confianza, los demás cúbranse como puestos de base, al paso del tiempo.

II.- Póngale nombre a los puestos de “confianza”, por ejemplo: Asesor Jurídico A-B; Asesor en Auditorias A-B; y fírmese profesiograma.

III.- Para evitar abusos en el futuro, restrinja la “confianza” a esas dos áreas, todas las demás bien se pueden cubrir con los puestos de base, con fundamento en la titularidad del CCT;

IV.- Ofrézcale al Sindicato un acuerdo, que conforme se vayan jubilando o retirando los que hoy ocupan un puesto de “confianza”, ya vacante lo cubra la Comisión Mixta de Admisión, como puesto de base, hasta completar las 2,791 plazas de base, de las que el sindicato es titular.

13: De la libertad sindical. De la doctrina sobre derecho laboral aproveche los conceptos de libertad sindical positiva y libertad sindical negativa del maestro Mario de la Cueva. (El Nuevo Derecho Mexicano del Trabajo. México, Porrúa, 1979, Tomo II, P.257)

La libertad sindical positiva es aquella que conjuga tres derechos fundamentales, el de la libre asociación establecido en el artículo 9 de la CPEUM; el de la libertad de oficio o profesión que se encuentra en el artículo 5 de la misma CPEUM y el trabajo socialmente útil que se ubica en el artículo 123 de la ya citada CPEUM. 

La libertad sindical negativa mantiene los artículos 5 y 123 del mismo ordenamiento, sólo excluye al precepto del artículo 9, la de no asistencia a las reuniones sindicales.

Segunda Propuesta. Para conciliar con el Sindicato, dado que es el titular del Contrato Colectivo de Trabajo, ofrezcale en el CCT la libertad sindical negativa para obtener las 2,791 cotizaciones sindicales.

14: De la medida del fin de año. 
El 26 de junio los trabajadores ya le habían aceptado los $4,500.**. Fue un error de su administración dejar pasar esa oportunidad. Los errores cuestan.

Tercera Propuesta. Ofrezca, sin generar déficit y sin tomar recursos “de la universidad”, los $12,500.** en la cláusula 59 del Contrato Colectivo de Trabajo, en el sentido de que eso es la “medida de fin de año” expresada en monedero electrónico, o cualquier otro medio, y su forma de actualización. Ya en el CCT no lo volverán a emplazar. Hay $114.9 millones autorizados por Cámara de Diputados, de ahí los regulariza. Una palabra suya bastará para que su secretaria lo ponga en su escritorio.

15: De la posibilidad de la no Huelga en el futuro. ¿Se puede pensar en la no huelga en el tiempo? ¿Cómo es eso? ¿La no huelga elimina la lucha de clases? ¿Qué es más conveniente para ambas partes la huelga recurrente, o la tregua, con resultados garantizados para las partes? ¿Cuáles son las actitudes que den las garantías básicas? ¿Existen experiencias exitosas?

Quinta Propuesta. Incluya la fuerza sindical en el progreso de la UACh. 

I.- Ofrézcale a la organización dos voces y dos votos dentro del Consejo Universitario; digo dos por lo de paridad de género: hombre / mujer, para la generación de consensos 

II.- Oferezca al sindicato cuatro gestores de recursos en el mismo número de Comisiones de la Cámara de Diputados que deciden el Presupuesto de Egresos de la UACh, anualmente. Ahí es donde se regularizan y se consiguen recursos adicionales. 

Así lo hacen instituciones que ya inhibieron la crónica de una huelga anunciada. Para cerrar: “Hasta las bacterias funcionan por consenso, o no funcionan.” Eduard Punset Casals

Te puede interesar