Chapingo sin resolver huelga dice adiós a Covid 19; Javier Alatorre parece asesor del rector

Luis Ortiz 03 de agosto de 2020 Por Luis Ortiz Valdés
En pocos días saldrá un laudo de la JFCA que ponga en su lugar a esos osados que hoy se burlan de los trabajadores huelguistas.
B985CDAE-DDEB-4C2D-89B0-DD2DB80088C4

Texcoco, Edomex.- En México ha predominado la cultura del sometimiento. 

Desde los años 30 hasta el fin del milenio la vida sindical se le dejó a un sólo hombre: Fidel Velázquez Sánchez, líder de la CTM y vocero de la llamada “Dictadura Perfecta”. 

Todos esos años (70) sirvieron para dar empleo y amansar las conciencias del pueblo trabajador. El resultado fueron los salarios en México, los más bajos del mundo.
 
Lo menos que podía pasar era que los líderes sindicales se convirtieran en “charros sindicales”, es decir, servirle incondicionalmente a los patrones. 

Así, se creó una sociedad poco interesada, acrítica, conformista, víctima de la opresión, apática para organizarse y con muy poca solidaridad hacia los que sí se atreven a alzar la voz y luchar.
 
Los huelguistas en Chapingo la están pasando triple  y quizá cuádruple:

i) Cuando estallaron la huelga ya estaba el coronavirus, pero se sabía poco o nada de este nuevo virus.
ii) 
El patrón actual resultó brutal, adoctrinó a los estudiantes para oponerlos a la huelga, que el patrón ha perdido de todas, todas. Compró la voluntad de muchos profesores, consejeros universitarios o no, incluye charros sindicales del STAUACh, para atacar a los huelguistas. Hasta los más ilustrados directores de DEIS se cuadran con el patrón.

iii) Lo más vergonzante que pudo haber ocurrido ya ocurrió. El patrón ha pagado más en publicidad en los medios masivos de comunicación nacionales (omito los nombres de las compañías por obvias razones) para socavar la lucha de los trabajadores. Las cantidades desparramadas en publicidad superan con mucho a lo ofrecido y ya conseguido para los huelguistas. De ese tamaño: todo para los  poderosos medios, nada para los trabajadores.

iv) Parece ser que hasta la sociedad mexicana ya la adoctrino en el rechazo a la huelga, incluido obvio todo el Valle de México; la manipulación mediática hace sus efectos.Para muestra un botón de la paranoia patronal, el día de hoy 3 de agosto del 2020 circula un documento dirigido a C. Luisa María Alcalde Luján, signado por ocho alumnos del mismo número de DEIS en el que le piden de favor que no se vean afectados por un laudo que ya viene en camino en contra de las clases a distancia, debido a la huelga. Entre los firmantes aparecen apellidos más que conocidos de exclusividad chapinguera. ¿Cómo vas a creer que un firmante de dicha petición, que dice llamarse “Al. Diego Chapingo Platas Yepez”, no tiene raíces progenitoras en la UACh. Esto es el absurdo y la desesperación patronal. Y eso que le tocó lidiar con los más blandos de la vida sindical.    
 
En Chapingo el Patrón ha llegado a un estado patético. En un recorrido de las guardias huelguistas reportan 100% de sellos y pegotes de seguridad vírgenes, sin ninguna alteración, lo mismo ocurre con puertas y ventanas, íntegras las instalaciones, las quejas de desaparición de bienes patrimoniales son lloriqueos de desesperación de la patronal.
 
Revisando lo ocurrido un día previo al inicio de la huelga el patrón sacó cada cinco minutos un vehículo repleto de bienes materiales, cajas de todo, incluidas cajas fuertes. De su parque vehicular solo se quedó una camioneta de tres toneladas de la tortillería, que ahí está intacta.
 
Ahora resulta que el asesor del rector en pandemias es Javier Alatorre: “no le hagan caso a Gatell”; ya quiere levantar el desconfinamiento, que ni siquiera implementó. Una botella de gel no ha llevado a la UACh.  Esto circula en documentación oficial de amplia difusión. Esto ya raya en la antesala del Dr psiquiatra.
 
En el pensamiento de la sociedad sigue vigente Fidel Velázquez, el opresor de los trabajadores. Los charros sindicales de académicos hacen lo propio al puro estilo CTM. En los alumnos jamás se habían visto tanto servilismo.
 
Lo adelanto: en pocos días saldrá un laudo de la JFCA que ponga en su lugar a esos osados que hoy se burlan de los trabajadores huelguistas; también veremos una manda, casi descalzos marchando a la CDMX. Esta huelga del STUACh de 150 días ya dobla a la histórica de 72 días en 1982.
 
Para cerrar una frase de un excelente administrador. “Nadie debería ser nombrado para una posición directiva si su visión se enfoca sobre las debilidades, en vez de sobre las fortalezas de las personas.” PETER F. DRUCKER.

Te puede interesar