HUELGA UACh – STUACh 2020; patrón sin experiencia y sindicato unido que no se deja

Luis Ortiz 10 de marzo de 2020 Por Luis Ortiz Valdés
TEX3

Cabe analizar, por qué estalló la huelga en Chapingo (2020), y por qué esta ya es recurrente.

De entrada se puede decir que hay un cúmulo de motivaciones, y las de fondo no son las que están a la vista, y parecen no estar procesadas por ninguna autoridad de la institución patronal. Si atendemos al fenómeno exacto y circunstancial se puede decir que nos encontramos ante un patrón muy torpe o muy perverso, de una parte; y de la otra un Comité muy frágil, ingenuo, sin experiencia. Pero de ahí pueden derivar las confusiones.

1.- La patronal

Es posible que el patrón sea muy incompetente, ya que tuvo los meses de octubre, noviembre y diciembre para gestionar lo que el sindicato ya tiene en el Contrato Colectivo de Trabajo, que cualquier impacto económico lo tiene ya regularizado, es de simple aplicación; pues no lo hizo, dejó correr las violaciones a este, no llegó ni a la mitad, cuando es muy sencillo de verificar; el tema son las plazas que el patrón le pilla al sindicato.

La SHCP le reconoce al Sindicato y al patrón un total de 2,791 plazas en plantilla, pero el Sindicato solo tiene conocimiento de unas 2,000, las otras 791 son pilladas por el patrón. En la votación se notaron 344 votos nulos, que son plazas vacantes, no cubiertas por el patrón, y de cuyos recursos los pilla para el capítulo 1000 de sus amistades y compromisos políticos.

En completa ingenuidad o en franca provocación el patrón desapareció la medida de fin de año que la propia SHCP otorgó a los trabajadores del STUACh, con exclusión de fuerzas armadas, bancarios, científicos y académicos, desde el año 2012, y no ha dejado de asignarlos año con año.

Esa medida de fin de año, con anterioridad, la designaba el gobierno panísta como “bono”; el sindicato aceptó, con tal de que también se fueran los panistas del gobierno, la desaparición de ese estímulo que empezó con $1000 por año y se multiplicó hasta por 30 veces.

Parece que el gobierno priísta ya se fue, pero la SHCP lo sigue asignando para los trabajadores de la curva del sector central, que es un tabulador de referencia con el que se paga a los trabajadores operarios. 

Según se dice en las negociaciones que el gobierno morenista acosa a los trabajadores con esta prestación; pero no aplica así. Aplica, pero para los mandos superiores, los trabajadores de base están fuera de ese esquema.

Los mal llamados trabajadores de confianza.

El patrón ya abusó demasiado en este tema; los trabajadores de confianza son los que estrictamente le sirven directamente al patrón y en aquellos que delega su función de administrar los distintos temas de la Universidad, llamadas funciones sustantivas y adjetivas.

Pues bien son tres temas, que se acumularon en el tiempo, y el patrón fue torpe para resolverlos, o bien tiene un plan “B” para azotar al sindicato y sus agremiados.

Así las demandas son: cumplimiento del CCT, cero violaciones al mismo; la medida de fin de año se espera de regreso, tal cual, o bien que presenten un documento firmado por AMLO, donde se les retiran a los trabajadores de Chapingo su medida de fin de año, el sindicato, en este caso tomaría su decisión, tal vez, ir a reclamarlos directamente en la mañanera, mientras esto no exista, la medida de fin de año existe, pero está negada solo por la UACh; y se espera una alternativa de solución a las plazas y empleados de confianza, que viene a ser el tema más complejo.

2.- La parte sindical

Es más que sabido que el sindicato, STUACh, no está en su época de oro, ni en tiempos de bonanzas, pero también es sabido que es una organización que no se deja, que sabe que al primer golpe lo tomarían como piñata y como botín de guerra de las mafias chapingueras.

El sindicato recién pasó por un desgaste interno inaudito: tres procesos electorales, uno ordinario y dos extraordinarios, de donde se demostró que ninguna fuerza es dueña del sindicato; también se supo que dos fuerzas tradicionales (azul y verde) no hacen quórum, tuvo que presentarse una tercera de color escarlata para salvar la vida del sindicato, no de los medrosos ocupantes de la dirección.

Para quienes no conocen a la organización, aunque sean de casa, es fácil pensar que se le puede golpear. Pero jamás han contado de los que piensan la vida sindical y sin hacer tanto ruido deciden. El sindicato jamás había obtenido una votación tan contundente de 85.8% a favor de la huelga y 14.2% en contra de la misma. Lo más que se le conocía eran (80% - 20%), o (79% - 21%) Esto es así porque la base se unifica ante cualquier embate o embestida del patrón. En esta votación fue el 100% de las delegaciones que votaron por el sí a la huelga, también dato nunca antes visto.

Lo que ocurre al interior del sindicato rebasa a cualquier liderazgo, ni los líderes mas avezados del pasado tuvieron esta fuerza inconmensurable, ante un conflicto obrero patronal; pero bueno, el STUACh está hoy en la gloria de su unidad y democracia sindical.

3.- La parte perversa de esta huelga

El patrón utiliza al movimiento estudiantil para oponerlo a la fuerza sindical, algo parecido a los famosos “Batallones Rojos” de Carranza en la Revolución Mexicana, en contra de fuerzas progresistas. 

Su estrategia hoy es el amparo; ayer, en 2019, fue la votación en contra de derechos constitucionales, por parte del Consejo Universitario, pero dirigido desde la Rectoría. Incluso se calificó a los trabajadores de “chupacabras”, que “sangran a la universidad”; algo demencial, de parte de quién lo haya pensado así.

Lo de hoy está peor que lo de 2019. Hoy se utiliza a los estudiantes con características muy especiales: menores de edad, mujeres, indígenas ; esto obvio pensado por algún abogado para tener éxito en el tema del amparo. 

Eso toca los límites de la cordura y la perversión.

Los amparistas de la UACh buscarán que prevalezca el interés superior del menor, establecido en el artículo 4° Constitucional, que es junto con los alimentos, uno de los derechos fundamentales, que no hay un juez que los pueda negar; también jugarán con el principio por persona, en una triple perspectiva: la perspectiva de infancia,  la perspectiva de género, y la perspectiva de grupo indígena que les consagran el párrafo segundo del artículo 1° Constitucional; esto en adición al primer parrafo del artículo 3° Constitucional y la fracción II del apartado B, del artículo 2° Constitucional.

Tienen cuatro artículos fundamentales a su favor, con ello no hay poder humano que les niegue el amparo.

Desde ahora se puede decir: el amparo es suyo con métodos perversos, que llegan a la demencia en contra del sindicato; que sólo espera de vuelta sus plazas y sus $30.0 millones de los cuales se pretende despojar

4.- El papel de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje

El llamado amparo lo tendrán que dirimir los quejosos, quienes serán asistidos, que ya fueron mediatizados por las fuerzas jurídicas de la UACh y la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje como única autoridad responsable.

Es obvio pensar que la JFCA no se va a dejar golear por menores de edad al primer minuto del primer tiempo, como autoridad arbitral tiene amplias facultades para resolver controversias, que ya sobrepasan a una década.

El primer punto es que la JFCA no conoce de asuntos de menores de edad, sólo se restringe a conocer de conflictos obrero patronales y es la autoridad única para calificar la existencia o no de una huelga o para dirimirla al tiempo.

En ese caso el amparo quedaría desechado por notoriamente improcedente, y la huelga seguiría su curso normal.

En el caso remoto que algún día el patrón llegara a golpear directamente a la organización sindical, se le revertiría el búmerang, podría amanecer con 2,000 demandas al siguiente día que haga su hazaña amparista por los conceptos de homologación, retabulación y violaciones al CCT.

En un caso mucho más remoto, pero que ya debe estar maquinando el sindicato, la UACh podría verse confrontada con un contrato ley, que la Organización Internacional del Trabajo y la propia ley mexicana establece para el caso de homologación salarial y de condiciones de trabajo.

Te puede interesar