“Púdrete con tu huelga”, mensaje a trabajadores de Chapingo

Luis Ortiz 01 de abril de 2020 Por Luis Ortiz Valdés
90352957_218660262826011_6234335314375081984_n

En fechas recientes se han conocido desencuentros inauditos entre los miembros del gabinete del rectorado en turno, tema que hace relevante el futuro inmediato de la conducción de tan noble Institución, veamos que pasa con esa administración. 

1: La declaración temeraria del rector de la UACh ante la huelga del STUACh

En un documentado fechado el día 31 de marzo del año en curso y suscrito por el actual rector se lee lo siguiente: “La administración que encabezo, se deslinda absolutamente de las consecuencias que eventualmente se pudieran presentar ante la presencia cada vez más peligrosa de la pandemia del COVID-19 en nuestra Institución. La Universidad se verá en la necesidad, eventualmente, de cerrar toda comunicación en las oficinas administrativas”

Esto equivale a repetir aquello que acostumbran decir los patrones: “púdrete con tu huelga”; pero resulta que esta huelga está empatada con una contingencia sanitaria, provocada por una pandemia, de dimensiones de pronóstico reservado. Esta simple declaración coloca al rector ante un delito de lesa humanidad; porque abandona a los huelguistas a un contagio seguro, porque los deja sin sustento para vivir lo que equivale a genocidio, porque les cierra todo canal de comunicación.

Queda claro que durante la pandemia ni para acudir al auxilio humanitario estará disponible. 

Cierra toda comunicación.

Con el decreto del Consejo de Salubridad General del 30 de marzo de 2020 y el Estatuto de Roma, de 1998 se le pueden fincar responsabilidades de delitos de lesa humanidad, como ya se ha advertido. Muy grave su pronunciamiento de abandono a los huelguistas. 

Así lo dejó dicho el patrón. Es plausible que en la zona metropolitana del Valle de México la emergencia sanitaria se prolongue más allá del 30 de abril; así que ya se verá como queda esto.

2: La incompetencia de la Dirección de Administración

Laurence Peter escribió un libro muy famoso, que lo llamó “El Principio de Peter”; nada más apropiado para obtener la radiografía de esa dependencia.

La actual huelga está motivada por la incompetencia de su directora. Veamos los datos:

- octubre, noviembre, diciembre de 2019, incapaz de resolver el pliego de violaciones al Contrato Colectivo de Trabajo de los administrativos, el cual consta de más de 1,000 violaciones, entre plazas no cubiertas, y plazas ocupadas al margen de la institucionalidad, entre muchas otras.

- En enero, febrero y marzo del año 2020 siguió ratificando su incompetencia para resolver dichas violaciones, que es el tema más sencillo de atender en esta huelga.

- La huelga le estalla a la UACh con tres emplazamientos: salario, Contrato Colectivo de Trabajo, y violaciones, o incumplimientos al mismo CCT.

El tema del salario lo pudo haber resuelto con el apoyo de la SADER, pero se le ocurrió quitarle a los trabajadores $12,500.00 a cada uno, que la SHCP se los ha otorgado desde el año 2012. Eso provocó una huelga inminente. La incompetencia radica en creer que los trabajadores se chupan el dedo. El tema del Contrato Colectivo de Trabajo, simplemente le provoca pánico y la inmoviliza.

3: El Patronato un espacio desierto 

Algunos todavía lo recuerdan, para otros es bueno que lo sepan, cuando Carlos Salinas de Gortari gobernó México, inventó un concepto presupuestal que llamó: “Partida Secreta”, que se hizo famoso por ser la fuente y el canal de la corrupción, el bandidaje de los Salinas, ya que era un dinero ilimitado, que no estaba sujeto a escrutinio público, ni a rendición de cuentas, ni sujeto a auditoria alguna; con el aval de poder ejercer sin límites, y sin pudor en lo que se les antojara.

Pues el Patronato es al Consejo Universitario, de la UACh, lo que la partida secreta a los Salinas de Gortari.

La homologación Salinas de Gortari – HCU se da con el concepto llamado “Recursos Propios”. Por ello la disputa por el control y el pleito permanente de esa Dirección, lo será por el control y ejercicio a su favor de los sujetos en conflicto, siempre. En cada sesión del HCU se puede imaginar, sin pena alguna, a un pelón y orejón al uso del micrófono. 

4: La Cultura sin cabeza

Bueno, a quién se le ocurre reciclar a funcionarios del pasado, de dudosa procedencia proba. Aquí habría que preguntarles a sus titulares de hoy y de siempre, si tienen un concepto de CULTURA, que los sustente para el cargo; salvo honrosas excepciones, la normalidad en esa Dirección son profesores incompetentes para el cargo.

La universidad no tiene un tribunal, que de manera imparcial juzgue a los pillos, de los inocentes. 

Todo en Chapingo es al golpe del machete. De esta manera seguirán rodando cabezas, al puro estilo Robespierre.

5: De la urgencia de la Investigación

En la historia de la humanidad ocurre siempre, que posterior a una pandemia o a una guerra, le sigue una crisis alimentaria, una hambruna de tamaños colosales.

Las competencias para generar innovaciones productivas y alimentarias son tan urgentes como el control del coronavirus. Si en esta área no se ponen las pilas hoy, no tengan dudas, también rodarán cabezas.

A la SADER, y al CONACyT les urge el hombro de Chapingo; si no estamos a la altura de la circunstancia, simplemente la UACh no existe, para lo que fue creada.

6: De las finanzas, o del barril sin fondo 

Si hay una dependencia entelequia lo son las finanzas. Hablar de un déficit presupuestal, es igual que una confesión de incompetencia de quién representa a este rubro de gestión.

Quienes dirigen estas áreas son tan pobres de criterio que no saben que las finanzas de la UACh se rigen por los artículos 73, fracción VII; 74, fracción IV de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; y por los artículos 1 y 2 del Código Fiscal de la Federación. 

Esta normativa general y específica es la que equilibra las finanzas de cualquier Institución de carácter pública, como lo es la UACh; atendiendo a estos preceptos legales, las finanzas institucionales son sanas siempre. “Sólo mediante ley podrá destinarse una contribución a un gasto público específico”. Dice el Código Fiscal Federal, y la UACh tiene su ley con la cual calcular su presupuesto. Excepto, claro que esta dependencia esté en manos de incompetentes, que mucho daño le causan a la UACh; o que se dejen dominar por pillos, que solo buscan el beneficio personal. Así un déficit es una señal, que dentro de la UACh hay bandas bien organizadas, sobre las finanzas. 

7: Chapingo a la Robespierre después de la pandemia

Queda claro que si el rector no sanitiza su administración en la era post coronavirus, la guillotina del plebiscito lo estará esperando a él. La renovación de su administración es total, porque la incompetencia es por doquier. Para concluir una frase lapidaria de Laurence Peter: “Si no sabes donde vas, acabarás en otra parte”. 

PS: el rector cree que los trabajadores no lo leen, pues fácil lo lee el 99% de ellos. Que no se olvide que esta huelga la decidieron por el SÍ: el 86.8%, difícil de remontar con sus anuncios (3). Para que él disipe sus dudas, debería abrir un chat público, escuchar a los trabajadores, y salir de su encierro.

Te puede interesar