En Chapingo, ¿A quién beneficia la "Madre de todas las huelgas"?

Luis Ortiz 21 de junio de 2020 Por Luis Ortiz Valdés
chapingos-20mayo

Texcoco, Edomex.- La primer pregunta que salta a la vista es ¿por qué no se acaba la huelga en Chapingo? La respuesta no es sencilla, pero se pueden proponer dos hipótesis: i) estamos ante un par de incompetentes, la patronal no tiene capacidad de gestión, y la sindical se le pasó el parto y ni cuenta se dio; y la ii) estamos ante una perversidad que desea la prolongación de la huelga de manera innecesaria, para fines oscuros, o simplemente quiere aplicar correctivo a los trabajadores.

 
La segunda la explica la teoría de la Ponerología de Andzrej Lobaczewski. La palabra griega ponerós denota a alguien que es maligno de manera perniciosa y dañina; degeneracion de la virtud original.
 
Dos elementos hacen pensar en esta posibilidad: i) la primera, se dijo en marzo 6 de 2019 en las altas esferas del nuevo gobierno de la 4T, en la STPS, que el Patrón deje tirado al STUACh en su huelga por 6 meses (182 días, para que vayan haciendo sus cuentas), el testimonio lo puede dar Fausto Raúl Inzunza Mascareño, en representación del Patrón; ii)  la segunda se puede leer del nuevo calendario académico de la UACh donde le dan al STUACh: junio, julio y agosto para huelga y Covid-19. En agosto dice vacaciones, pero esas son para alumnos y profesores, los trabajadores estarán castigados. Si esto es así el 5 de septiembre se cumpliría la promesa de la STPS y se concluiría con lo dicho por el calendario.

20200621_111052
20200621_111023



 
La primera hipótesis es más sencilla: una combinación poco deseable patrón inepto y dirigencia sindical también. Del patrón, ya lleva 8 meses de emplazamiento por revisión de CCT, a 20 días de cumplir 9 meses, sin resultados. Del Sindicato, ya tuvo sentados juntos al patrón,  al titular de SADER, con apoyo de Segob y Presidencia de la República, si ahí no sacó un acuerdo, con la pena se le pasó el parto; ese evento no lo volverá a tener en muchos años. También tuvo el ofrecimiento de acomodar el 1.8% en prima de antigüedad y la dejó pasar, por exceso de soberbia, síntoma de que se le pasa el parto sin que se de cuenta de ello.
 
Aclarado esto cabe otra pregunta: ¿Qué es lo que le da peso específico a esta huelga?, ¿Por qué es trascendente? y ¿Por qué vale la pena sostenerla hasta el fin?
Revisando el emplazamiento a huelga se encontró que hay tres dimensiones de este conflicto: i) el trascendente, que tiene una y sólo una solución y es con huelga: la prima de antigüedad, prestación ligada al salario, ii) el de impacto directo, que tiene dos soluciones y se puede resolver con o sin huelga: los vales de despensa, medida de fin de año, y iii) la escaramuza, que tiene tres o más alternativas de solución, que ni con la huelga se resuelve, ya que es un conflicto interno sindical: las plazas de confianza y sus renuncias al mismo.

1: La prima de antigüedad. Esta prestación es trascendente ya que tiene impacto en activos y jubilados, por medio del salario básico de cotización, también es parte de la indemnización al momento del retiro de la UACh, es más justa que el mismo salario. Por ella y sólo por ella vale la pena sostener la huelga hasta el final. No tiene otra alternativa.
 
2: Los vales de despensa. Estos tienen dos alternativas: i) en la huelga, ii) en la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje. En este caso es más relevante obtenerlos por laudo, ya que quedarían garantizados por toda la vida laboral. Aquí lo que no se ve y hace falta es la madurez de los huelguistas. Si tienes un buen abogado, a qué le temes. Que alguien les explique que cada gobierno tiene su estilo y el de éste no son los bonos ni los vales. Punto.
 
3: Las cláusulas en conflicto. Estas son conflictos internos dentro del sindicato. Los han pillado porque hay bandas de traficantes de plazas (pillo patronal pilla a pillo sindical), cuando dejen de votar por ellos asunto resuelto. El Contrato Colectivo de Trabajo no marca ningún espacio para los “no sindicalizados”; por tanto a todos aplica cuota sindical. La renuncia al sindicato es un asunto interno, bien les pueden aplicar a ellos la exención de derechos y no de obligaciones. Asunto resuelto, cuotas sindicales igual a plantilla (2791), fin de la discusión. Pero eso que es factible no se está procesando así. Este, al ser un conflicto interno, no se ve su pertinencia en la huelga.
 
El triunfo estratégico de esta huelga lo obtuvo antes de estallar, por lo que obnubila a muchos. Lo que peleó en 2019 lo obtuvo en febrero del 2020, ese es un triunfo anticipado a esta huelga.
 
Hoy domingo 21 de junio, día del papi, 107 días de huelga, queda claro que sólo un punto el 1.8% en prima de antigüedad justifica la continuidad de la huelga. Las prestaciones y el salario, en el momento que se ofrecen es porque son regularizables. Falsedad del patrón que le genere déficit en su presupuesto.
 
Ese déficit presupuestal, como ya se dijo es corrupción 100% patronal.
 
Para cerrar una idea de un catedrático experimentado en el tema. El mundo ha sido testigo de muchas huelgas desde que los trabajadores empezaron a tomar conciencia de su situación y a exigir mejoras en sus condiciones laborales.

Muchas movilizaciones gremiales -que tomaron fuerza en el último siglo y medio- fracasaron, pero algunas lograron cambiar el rumbo de la historia", Richard Hyman.

Te puede interesar